#

martes

CON SU MISMO.

El ser humano no piensa en el ser humano, piensa en el dinero, en lo que le interesa. Hablemos de echos recientes. Ese volcán en Islandia, que ha paralizado a casi todo el mundo, impidiendo ver los aviones despegar y provocando un gran caos, debido a la imposibilidad de alguna gente de volver a sus casas. Podemos pensar que los aviones no despegan por miedo a caer y que la vida de miles de personas se acaben en solo un momento. No hay pensamiento más infantil que ese. La pura verdad? El dinero. Las empresas y aseguradoras, si un avión se cae con cientos de personas dentro, provocando la muerte de estas, pierden mucho dinero. Perdería uno de sus elementos de trabajo, el avión, y se verían obligadas a pargar una retribución económica a las familias de las victimas. No se piensa en las personas, se piensa en el dinero. Habeis visto por la televisión a esas personas que se han quedado "atrapadas" en los aeropuertos? Ninguna dice "Gracias a Dios que han paralizado esto para que no suceda ninguna desgracia", al contrario, se quejan y se escucha por doquier "Lo peor es que no quieren devolvernos el dinero!" 

Puto consumismo de mierda, es mejor morirte estrellado en un avión, con el aire acondicionado y una azafata que te lleve chocolate y Nestea, mientras vives tus últimos segundos.

3 comentarios:

Laura dijo...

bueno por parte si

PateticaEnamorada dijo...

La verdad es que llevas toda la razón. Unos familiares anularon su viaje y lo primero que pensé fue: "bueno, lo importante es que no les pase nada". Sin embargo al día siguiente viendo las noticias no dejaron de bombardearme con comentarios del tipo: "las compañías de aviones menos conocidas están en grave peligro de extinción".

"Inevitable", me dije. Siempre ocurre lo mismo.

Besitos :D

nuestro baile del viernes dijo...

La tuya no se queda atrás!
No soportaría morirme en un avión y bebiendo Nestea, es algo que odio :)