#

viernes

Me.

La chica inmadura, irreflexiva, que se deja llevar por lo que siente, que no hace caso de lo que le dicen, no escucha las palabras a menos que sean las equivocadas. Parece guiarse solo por su inexperiencia, por esas ideas que no acaban de cuajar en su cabeza. Se deja menospreciar, se deja machacar, deja que los moretones asomen a su piel sin apenas luchar, abandonándose a una suerte que no puede ser buena cuando hace daño.

Vuela, pequeña, ha llegado tu momento.

1 comentario:

Madisson Mosshart~ dijo...

El texto me identifica demasiado... creo sinceramente que si no nos dejasemos llevar por lo incorrecto, no seriamos capaces de aprender. Debemos equivocarnos para aprender a levantarnos nosotros mismos.