#

lunes

Returns to love and pain, Em.

Miró su cara una vez más, para, acto seguido, bajar la cabeza y escupir en sus pies.
- Pero que coño haces, idiota?
- No te equivoques. Aquí la idiota no soy yo, porque yo seré puta como me acabas de llamar, pero si soy puta, puedo dejar de serlo, es cuestión de no follar. Pero para dejar de ser gilipollas como tú... Cierto, no hay manera de dejarlo.
Bryanna se quedó con la boca abierta, sin saber que responder, mientras Emma con una sonrisa en la cara se daba media vuelta y comenzaba a alejarse.
- Pena que aunque yo sea gilipollas, Ryan haya decidido quedarse conmigo y no contigo, verdad zorra?
Emma siguió caminando para no dejar que viese como las palabras pronunciadas por Bryanna pasaban como un rayo por su cara, mostrando una mueca de dolor profundo.
Salió por la puerta con la dignidad que le caracterizara, y cuando por fin se halló sola, corrió hacia el aparcamiento, apoyándose en el primer coche que vio, mientras las lágrimas provocaban chorretes de rimel y lapiz de ojos por sus mejillas, llegando también al cuello de su camisa antes blanca inmaculada.

2 comentarios:

Mela dijo...

Suele pasar.

PateticaEnamorada dijo...

Sus palabras simplemente son un escape para parecer que no la han ganado.