#

viernes

Que solo espero si te amo.

Sigo esperando que vuelvas y me hagas un media mañana, que ya sabes que el desayuno no es lo mío ni lo será, por mucho que te empeñases en traerme el colacao y las galletas a la cama. Y que me lleves por la alfombra naranja en brazos, una especie de recogida de premios que siempre terminaba en tu boca, como dos locos animales.Y ahora me duele la cabeza y estoy esperando que recorras mi frente con tus dedos, haciendo incapé en cada sien, mientras me alejas las pastillas con una mirada de madre -o de chico enamorado-. Y por último, ya no te espero yo, te espera mi cama, que se siente sola sin ser compartida.

2 comentarios:

Jessica dijo...

k bonito...

Mizzy Pops dijo...

Aw, de "madre o de chico enamorado".
Me encanta, ENCANTA.