#

lunes

- Te crees que todo es muy fácil, verdad? No lo es. Siempre estás sonriendo, siempre haces como si el mundo no te importara, como si todo lo pudieras solucionar con uno de tus patéticos chistes. Tienes responsabilidades, Fá. No todo lo puedes tomar así, tal y como venga, tienes que estar preparada. Y ahora, harás como siempre, te pasarás las críticas, y las recomendaciones por el forro, como haces con las miles de cosas que te dicen a diario. Muy bien tía, a ver cuanto más aguanta tu vida sin derrumbarse, porque a este paso, mañana mismo, estarás a 45 km bajo tierra.

- Ya estoy hundida, pero, a mucha más distancia. Sonrío por no llorar, para no dejar que la gente pueda ver mis debilidades. Le veo a él, y sonrío, pese a las ganas que tengo de llamarle idiota y de abrazarle. Pongo buena cara y hago como que no escucho los insultos diarios de ese grupo de gente, cuando en realidad me duelen las mejillas por sonreir cuando tengo ganas de darme media vuelta, pegarles, gritarles, y correr llorando. Sonrío porque no sé como solucionar nada, no sé como poder cambiar todo y hacer que mi vida coja el camino que debería tener ya tomado. No veo la salida a toda la mierda que me rodea, y sonrío porque sé que mucha gente tiene más cosas encima de mi. Necesito miles de abrazos que nadie me da, y que, cuando es mi padre el que me los da, tengo que morderme el labio hasta sangrar para no ponerme a llorar como cuando era una niña. Aí lo tienes, no todo es tan perfecto como intento aparentar. Y sin embargo, a que se me da bien el teatro?

Como dice la canción, Remember my name, I gonna live forever.

2 comentarios:

La chica de las cien mil caras dijo...

Joder...A mi el teatro también se me da bien, tranquila.

la chica de los lacasitos dijo...

yo también me hago la feliz cuando en realidad quiero llorar muchas veces...solo porque los que quieren no me vean hundida, no se lo merecen :)

cómo va el asunto con la cosita, hermana mayor?^^

feliz martes dulcísimo :) :)