#

jueves

She.

Rubia de ojos profundos, apoyada en la parada del autobús. A la mañana se había puesto su vaquero favorito, sus converse negras, su camiseta blanca y la chaqueta básica negra. Lo típico, vamos. Tenía los cascos del móvil a tope, moviendo rítmicamente el pié. Llegó el autobús, se subió, y escogió uno de los asientos de atrás, en la ventana, donde se apoyó, cerrando los ojos momentáneamente. 
Que pensabas?

2 comentarios:

Luke. dijo...

Seguro que pensaba que era hora de coger un autobús y llegar al destino sin decir "me he pasado de parada".

Personita dijo...

Tendría tantos pensamientos en la cabeza que nadie escucharía por encima de ellos.

:)