#

viernes

Las muecas provocaban risas, hasta que todo se rompió como un frágil corazón.


Tiempos anteriores fueron felices, ya lo decía el refrán. Que eran las épocas de las muecas divertidas, de las risas fáciles, de los corazones voladores entre nubes de gominola. Pero las cosas cambian, nada permanece, como reza día a día la profesora de filosofía. Y han llegado los nuevos tiempos, danzas de días tristes con confeti roto por el suelo sin nada que celebrar.
No dejes de sentir.

3 comentarios:

.A dijo...

si no sientes no eres nadie..

Maggie Holland dijo...

Hay épocas para todo, tanto felices como tristes. Pero nunca se puede dejar de sentir.

Un muá, te sigo :)

Maggie Holland dijo...

Pd: Debe de estar sobrecargada la página de seguimiento porque no me deja seguirte :/ Lo intentaré más tarde :)