#

lunes

Platón no tenía ni idea de amores.

Yo ando en filosofía, es un coñazo... Que es real, que no. ¿Sabes lo que es real? Lo que yo siento por ti, eso es real. Y la profesora continúa hablando, intentando explicar el tema del día, cuando yo lo que realmente quiero hacer es levantarme y decirle a ella que te quiero, decirselo a los demás, gritarlo y pintarlo por las paredes y por el techo. ¿Por qué no se dan cuenta? Quiero decir, es... Obvio que te quiero, no hay manera de ocultar las sonrisitas tontas que me sacas, como una adolescente en su primer amor. Y ellos ahí, con sus vidas, tan tranquilos, mientras mi garganta me quema por decir que te quiero, que te quiero más de lo que a ellos podría quererles. ¿Acaso eso nos les preocupa?

2 comentarios:

plinnn... dijo...

Antes de ayer me contó mi hermano que su profe de ciencias para el mundo contemporáneo les dijo que Aristóteles, contemporáneo donde los haya... alegaba que era una prueba irrefutable de la infidelidad de su mujer el hecho de que las mujeres tuviésemos menos dientes... amos... que tampoco sabía mucho de mujeres... :) menudos dos!! :) aunque seguro que para otras cosas sus planteamientos eran buenos :)
buen día :)

Oski dijo...

Sí...creo que eso es lo que yo quiero gritar desde hace mucho tiempo. Pero supongo que no sólo Platón me lo impide...

En mi caso me estoy topando con un muro de contención que algunos llaman autoprotección. Y sí, estoy sangrando ya y es real, muy real. Pero aunque me pongan mil muros delante siento que necesito sacar lo que llevo dentro, así que prefiero sangrar por fuera que desangrarme por dentro.

No sé que tiene que ver todo esto con tu texto, supongo que necesitaba soltar cosas xD.

Un abrazo.