#

lunes

Se sentía como en una peli romántica de esas del cine, en las que todo sale bien, que el beso lo significa todo y nada más importa. Que el mundo sigue rodando pero para ella todo está quieto mientras le besa, como si fuese lo único que Muriel es capaz de hacer en toda su vida. Pero lo que empieza con buen pié, después termina con un suelo inexistente y una caída al vacío inmensa. Porque solo era un beso, de esos que no significaban nada, y las lágrimas él no las ve, ajeno a todo lo que pueda suceder de ella.
Lo siento Muriel, pero tendrás que dejar de ilusionarte.

2 comentarios:

Big.Small.Big.Small dijo...

Vaya. Mucho drama..

Frankie. dijo...

Oh no, lo único que nos queda es la ilusión!