#

martes

Para finales felices, búscate una buena película de Hollywood.

La ciudad explotaba poco a poco, los cristales de las ventanas caían al suelo como si de polvo se tratase, y los edificios se derrumbaban entre grandes estruendos. O eso parecía, porque sus oídos no registraban ningún sonido, ni siquiera el de su propia voz que se escapaba entre sus labios como un aullido tremendo. Pero se sacó la fuerza de voluntad de la manga y se levantó, tambaleante y cojeando, seguramente con el tobillo tocado o esguinzado, algo de eso. Los cadáveres se desperdigaban por todos lados, y no quedaba nadie en los alrededores, normal, ya se habían ido corriendo cuando vieron que las bombas empezaban a caer, se dijo en voz alta, consciente de que nadie le respondería. Y allí estaba el jersey violeta asomando por entre los escombros, con aquella mancha amarilla de cuando se pintara la habitación y acabaran en guerra de las no pacíficas. Corrió como pudo, arañándose los muslos entre los cristales y las piedras, sin pensar en infecciones, ni en caídas ni en heridas. Y si, junto al jersey estaba él, los ojos vidriosos, las manos inmóviles, el corazón fuera del pecho mirándola con ojos de pena. Se tragó las lágrimas como pudo, dio media vuelta, abrazándose el cuerpo con fuerza, y recogió una chaqueta que había en el suelo, manchada de sangre, pero el frío y las ganas de irse no le permitían tener escrúpulos. Y así se fue de la ciudad, buscando algún medio de transporte que le quitase el dolor y le permitiese irse lejos de allí.
- Lo siento, tengo demasiado ego como para pretender afirmar que me importas más tú que yo misma. -Susurró cuando pensó que estaba lo suficientemente lejos de sus preciosos ojos verdes muertos.


PD: Carnet conseguido, más tiempo
libre se avecina, Flaviani vuelve a la
carga.

18 comentarios:

alasdepapel dijo...

Guau. Me encanta, es un final genial, ella es más importante en ese momento, no hay duda alguna.un beso

OnlyCrazyDreams dijo...

la penuntima frase, la del ego, me ha dejado :O
es ganiallllllllllllllll :D
muuuuaaa

Marta. dijo...

Tú si que eres bonita y este texto me ha puesto la piel de gallinaa...
Fá esta en la carretera, témanla, témanla muchoooo:)

Lucíɑ. dijo...

Me ha encantado. En situaciones como esas lo mejor es preocuparse de uno mismo en primer lugar, y de los demás después.

Me gusta cómo escribes, así que te empiezo a seguir.

¡Un abrazo!

PD: ¡Enhorabuena por haber conseguido el carnet (supongo que será el de conducir xD)!

Marta. dijo...

Jajajajajaja, va con todo mi AMOR PARA TI PEQUEÑA:)
yo ya te ofrezco la posibilidad de unión a ella, robas un coche por ahí, le preguntas a cualquiera que como se le hace un puente.
Are you in Tuenti?
Si estás voy a ellooo:)
Tu si que me caes mal bobinaaaa¬¬

MiRutinaPreferida dijo...

Puf, me ha encantado
Enhorabuna por tu carnet, siempre es increíble la sensación de volver a la carga!

Besos tremendos.

...nacho! =X! dijo...

wow que bueno, me ha gustado el final,a veces hay que fijarse mas en uno mismo :)

Camille. dijo...

Oh por dios me dejaste con la boca abierta, tu historia me mata trae demasiadas emociones escondidas♥ me encantó mil gracias por pasar cuando puedes :)

airam dijo...

tienes razon, pero lo de islandia fue diferente, no hubo muertos ni nada y lo de libia buf, esq te quedas viendo las noticias y vamos :\

M. dijo...

Este texto me ha dejado sin palabras...

Complice de mi apocalíptica locura. dijo...

Que texto tan y tan bonito enserio..
Besos!(:

DMEM dijo...

Que bonito y violento a la vez.
Siempre consigues expresar 100 cosas diferentes en unas pocas palabras!
:)

Laura Wellington dijo...

Pues no lo se, nunca llegue a conocer a Amelie, aunque me hubiera gustado.

Claudia E.M. dijo...

Que bonito! Tu blog secretos ensanchados tambien esta genial :D
Te sigo, un besoo :)

Alguien con miedo. dijo...

Me ha encantado!!!!! :)
Sobre todo esa penúltima frase.

Ana Antón dijo...

¿De verdad lo has escrito tú? Si es así ¿de dónde te has inspirado? te lo pregunto porque un... "amigo" (?) ha escrito un libro y al final del mismo tenía un texto muy similar.
Me ha gustado, por supuesto. Por mera intriga, ¿cuál era la ciudad?
Carpe diem!

Ana Antón dijo...

No lo tiene publicado, no. Cuando lo haga te aviso. Su ciudad era París.
Bueno, pues quizá tu tengas tanta imaginación como él, deberías escribir uno, en serio ;P
Carpe diem!

Helena dijo...

La rompes solo con leer el titulo, muy buen relato.
Te sigo<3