#

domingo

El sol abarca la tierra, pero no lo abarca todo.

La única luz que entraba en el cuarto era aquella solitaria farola del paseo, que jugaba con las sombras en sus cuerpos y en sus revueltas sábanas. Las manos expertas de él recorrían todos los puntos sensibles de ella, afanándose en las cosquillas suaves del empeine de sus pies y en la curva de su vientre, mientras ella guardaba en sus retinas la imagen de él sobre ella, aplastándola de manera deliciosa. Suavemente deslizó su ropa interior por sus muslos, lentamente, con sus dedos como hormigas correteando en busca de comida, y los tirantes del sujetador los quitó a besos y mordiscos por sus hombros. El broche se resistió un poco más, y una risa suave dejó notas musicales de color pasión por las paredes lilas de su habitación, y cuando por fin se deshicieron de él, su piel parecía el poema de mordiscos más completo de la ciudad. Pero lo que más destacaba en su piel eran las marcas de sol, que hacían su cuerpo puro chocolate, y sus senos y el bajo de sus caderas color leche con miel, atrayéndolo de manera excepcional, sin controlar sus manos sobre esos puntos blanquecinos. 
- Mía, mía, mía. - Repetía como en una canción susurrada sobre ella, sonriendo, arrastrando su nariz contra sus labios, a lo que ella solo pudo responder después de ceder a la tentación de un cariñoso mordisco y un suave lametón.
- Ya lo sabías. 
Y las narices chocaron, al más puro estilo esquimal, como dos chiquillos congelados en el polo Norte que se abrazan con fuerza para entrar en calor. Dejó sus manos en las caderas de ella, acariciando con los pulgares la piel que contenía las marcas del sol, despacio, como una caricia contenida, arrancando un par de besos cortos de su boca, y dejando caer sus sentimientos sobre ella como si de estrellas en el cielo se tratase.
- Solo ahora sé que realmente eres mía porque dejas para mi lo que incluso no le enseñas al rey sol.

5 comentarios:

Mr. X dijo...

Me encanta la última frase, :)
Un beso

dijo...

Precioso el texto, en serio me ha emocionado.. y la frase final lo ha rematado.

Besos!

Letty dijo...

Dios ! es precioso :)

Mizzy Pops dijo...

¿hola? Me encanta, es genialísimo, parece... una canción! Es todo tan armónico y da la sensación de "esto es querer". Me encanta.

Eugenia G. dijo...

Como dicen por ahí arriba, la frase final es de película. ¿En serio escribes tú esas cosas tan bonitas? Porque tienes talento, ¡y tanto que tienes talento! Tanto este texto como el de Penélope me han dejado sin palabras. Escribes con tanta delicadeza, tanto cuidado... JO-DER. Encantada me dejas cada vez que escribes, que lo sepas.