#

viernes

Madrugada.


Solo a las 3.27 de la mañana soy capaz de darme cuenta de que no sé manejar lo que siento. No es cuestión de no querer, de ser insensible en todos los sentidos. Solamente, se me da bien reirme de mi misma, actuar como dura, porque así quisiera ser. No sé manejar lo que me pasa con otras personas, y a veces no consigo lograr controlar lo que siento respecto a mi misma. Y lo peor es que necesito una noche de hartarme a llorar con la película más triste que puedo encontrar para llegar a las 3.27 de la madrugada y pensar en que, todo lo que me pasa, todo lo que ronda por mi cabeza, es porque no sé lidiar con mis sentimientos. No sé tener un amigo sin quererlo para mi sola. No sé estar con otra persona porque no controlo las dudas, los detalles que percibo que cambian en una relación con otra. Y, hasta que no sea capaz de controlar todo eso, no podré estar bien de verdad. Genial, ahora me iré a dormir con la música puesta, y esperaré a otra noche en vela para darme cuenta de todas esas cosas. Ah, y han dejado de ser las 3.27 para ser las 3.31 y pensar que he necesitado todo esto para darme de cuenta de que no sé manejar lo que siento.

1 comentario:

Amor se escribe sin hache dijo...

Las cosas pasan por algo, solo tienes que hacer lo que te diga el corazón.
P.D.: te quiero.