#

martes

Me permites mi momento de ñoñería?


Era invierno, y ya la nieve lo había cubierto todo. Y allí estaba ella, bajo la ventisca, dejando que el viento y la nieve le revolvieran el pelo y la balanceara con su fuerza. Caminaba silenciosamente, como un murmullo, con los ojos cerrados, para, tal vez, no ver la realidad. Y, sin tener nada que ver en la escena, me adentré en ese mundo en el que parecía estar, la abracé, y simplemente susurré:
- Porque cuando necesites a alguien, estoy, eso ya lo sabes, enana.


Te crees que todo se queda en simples palabras?


Mela me contestó al abrazo, al principio algo flojo, pero después sentí como hacía más presión con sus brazos. La solté poco a poco, sonriendo suavemente, mientras llevaba mi mano a mi bolsillo y sacaba mi bolsa de gominolas.
-      Quieres una, chiqui?
-      Paaaaaaso Ast.
Y se cogió un pito de su bolsillo, supongo que el tabaco no puede comparse a una nube blandita de esas que se deshace en tu boca.

Te crees que podrán separarnos estes mierdas quilómetros?

Fumaba con lentitud, mientras seguíamos caminando sin decirnos nada, siempre se nos había dado bien. Hasta que ella me cogió una de las nubes de mi bolsa y echó a correr, y allí estábamos las dos, en medio de una ventisca, corriendo a contracorriente con la nieve.

Que coño, cuando necesites correr en la nieve, fumar sin decir nada, comer gominolas, o estar, solo estar, la menda estará aquí.

4 comentarios:

Mel-a dijo...

AAAAAAAAAAAAAAY, ¿pero qué voy a hacer contigo? Dime, ¿eh? y ahora.. ¿qué hago yo? morirme de pena, ¿sabes?
Porque siempre me abandonas diciendome ñoñerias y pienso que se me cae el mundo encima a trocitos, pero de estos que duelen un poco menos.. las ñoñerias son super poderosas!
QUE TE AMO, Gin, y Mela y todas las personas que pueda haber en mi, entiendes eso, ¿no?
¿Me entiendes si te digo que eres la gotita que me falta si te vas?
Me vas a extrañar... ¿no?

lena dijo...

No hay nada que valga más que tener una amiga así. Para todo, para correr bajo la nieve o para tomar el sol a la bartola en la terraza, para llorar o para contar los chistes más malos del mundo. No hay nada como las amigas, absolutamente nada.
Genial entrada.
Besazos blancos como la nieve.
Lena

la chica de los lacasitos dijo...

Yo echo de menos momentos así... que este año estamos también más lejos mi mejor amiga y yo! Pero da igual, porque cuandos se vivan momentos así... hay que congelarse en ellos :))
guapa
gracias por los comentarios
qué eres más bonita...

Seaside dijo...

me gusta tu blog! Aquí te dejo mi link http://sseasidee.blogspot.com/
Besitos!