#

lunes

No me arrepiento de quererte.

Tú... Tú te lo mereces todo, sin excepciones. Te mereces mil sonrisas, mil abrazos, mil te quieros, mil sorpresas, mil palabras, mil sueños, mil mundos imaginados solo para ti, mil momentos, mil puertas que cruzar, mil caminos que recorrer, mil fotografías que capten cada segundo de tu vida, mil notas musicales susurradas a tu oído bajo las estrellas, mil sonrisas de payaso, mil elefantes voladores de grandes orejas, mil noches en un prado cubierto de cariño, mil canciones de amor, mil globos de agua explotando en el cielo, mil lápices dibujando tu sonrisa, mil hombros en los cuales llorar, mil labios que degusten el sabor de los tuyos, mil manos expertas que hagan explotar tu cuerpo de placer en mil éxtasis llenos de morbo, mil árboles de navidad que decorar, mil vendas que cubran tus ojos ante lo malo, mi sentimientos hacia ti, mil trapecistas y funambulistas ejecutando sus trucos en tus venas, mil escaladores por tu pecho, mil caricias en tu cuello, mil gemidos y jadeos de pasión, mil bailes en la pista central, mil viajes a los sueños más profundos, mil deseos que cumplir, mil nubes en el cielo en las que sentarse una tarde de risas, mil cigarros con sabor a alegría que aguantar con tus labios, mil explosiones de color en la pared de tu habitación, mil besos en la nariz, mil lenguas recorriendo los lugares más recónditos de tu cuerpo, mil soplidos que hagan cosquillas en tu alma...

Y yo vengo aquí con las manos vacías, para ofrecerte simplemente mi egoísmo. ¡Eso no es suficiente para mi! Dirás con esos labios que yo ansío. Pero yo te ofrezco el egoísmo de querer ser yo la nota musical con forma de estrella que cumpla cada requisito el resto de días de tu vida.

1 comentario:

plinnn... dijo...

Qué palabra más curiosa: requisito: requesón y quesito:)) un muásssssssssssssss:)))))