#

viernes


Te veo en todos lados, en todas las caras, en todos los lunares, en todos los colmillos algo más largos, y pienso que jamás me repondré de ti, que justamente desayuno debajo de tu nombre, y que el croissant parece estar tan bueno como tus labios, que quise contarte lo peor de mi, y te quedaste con eso, no me dejaste enseñarte lo mejor de mi para que te quedaras conmigo. Y que de momento, sin ti, me encuentro desubicada, y al menos volver al ni contigo ni sin ti, aquellos días en los que tú querías, y yo me moría por decir que si mientras negaba con una sonrisaza en los labios. Pero ahora que lo pienso... ¿Ni contigo ni sin ti? Gilipollas todos. Y siempre podré reponerme de un desamor. De la gilipollez me temo que no podré reponerme nunca. Pero la gilipollez lleva tu nombre... es algo más llevadero.

7 comentarios:

Katua dijo...

Siempre que entro a tu blog me sorprendo, porque tengo una imagen de ti fuerte y desinteresada y cuando me escribes cosas así, que se asemejan tanto a lo que quiero sentir, a lo que sentí una vez.. no sé, se me hincha el pecho, no sé si de amor, pero desde luego, de placer sí. Aunque tengo que decirte algo.. ESCRIBEME MAS SOBRE PENELOPE :/
me interesa esa historia y no hay mejor escritora para narrarla que tú.

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Muy bueno :)
Un beso

laura dijo...

Menudo mejunje de sensaciones; tristeza, rencor, melancolía... =)

Noelia dijo...

La gilipollez lleva tu nombre...

Me encantó, en serio!
TE SIGO :)

MeryMeli dijo...

Me ha gustado mucho! acabo de descubrir tu blog y al principio me quedé un poco que es esto y cuando he terminado de leer he pensado: me ha encantao jejeje :)
pásate por mi blog:

http://bimbaymery.blogspot.com

Mizzy Pops dijo...

Es horrible que la tristeza sea tan bonita

Espérame en Siberia dijo...

A veces así pasa, cariño.

Mucha luz para ti :)