#

domingo

Is this the end of the moment, or just a beautiful unfolding of a love that will never be for you and me?

No podía más que sorprenderse de lo que estaba viendo. Seguramente era la primera vez que veía esa expresión tan relajada en su rostro, y eso que asomaba a sus labios parecía una media sonrisa, que le llego hasta lo más hondo sin apenas darse cuenta. Se acercó a ella con cuidado y, agarrando la manta, la cubrió con ella para que el frío de la noche no se apropiara de sus débiles huesos, no quería verla tiritar, aunque seguro que el sonido de sus dientes castañeando sería precioso, como ella. En ocasiones pensaba que no era justo que ella estuviese en ese lugar, que el sanatorio no era lugar para encerrar a alguien que seguramente amaba la libertad, pero también sabía que era por su bien, que los intentos de hacerse daño estaban clavados en su piel y en sus huesos, y lo que más deseaba era poder extirparle la amargura de su interior y devolverle a esos ojos el brillo de la alegría que deberían tener. Y lo máximo que podía hacer era vigilarla a todas horas para no dejar que se fuese.
En momentos como ese era cuando creía que merecía la pena todas las noches en vela delante de la puerta, sentado en el suelo, con la espalda apoyada en la pared, las mangas de la camisa arremangadas y los sentidos a flor de piel, por sonrisas como esa, a escondidas, podría hacer lo que fuese por ella. Qué tonto eres, Isaac, por pretender querer a alguien loco, pensaba casi a cada momento, y sabía que nunca podría pasar nada o se vería arrastrado al ostracismo en su profesión y en la ciudad, pero ella tal vez merecía todo eso.
La vio revolverse plácidamente debajo de la manta, como sus pies se movían lentamente y su mano pasaba a posarse bajo su mentón, con un dedo acariciando casi imperceptiblemente la comisura de su labio. Y veía sus labios moverse rítmicamente, escuchándose el susurro de su voz estrellándose contra el aire, y se acercó a su boca solo para escucharla, permitiéndose el roce de su aliento en sus labios, justo en el momento en el que ella pronunció un nombre claramente, con la voz rota.
- Helena....
La expresión cambió, tanto la de ella como la de él. Pudo ver como sus labios perdían la expresión alegre y sincera del principio y se convertían en una mueca congelada de inexpresión, como su cuerpo parecía quedarse completamente quieto, y su aliento se perdía entre la noche. Y tal vez, solo tal vez, si en esa habitación hubiese un espejo, podría haber visto como en su cara cruzaba una expresión muy parecida al dolor y a la decepción.



9 comentarios:

Katua dijo...

JKDASDAHSKDA
Mírala, tan viva que me duele hasta imaginarla. Isaac sabrá ayudarla, bien al principio de algo nuevo o al final de su vida. Quien sabe.
ME ENCANTA TRONCA, es genial, espero que encuentres inspiración para ella porque es muy guay
y mírate este video, que he estado escuchandolo mientras leia jeje.
http://www.youtube.com/watch?v=BguZZ3rGKe0

.nachobrighton dijo...

me ha encantado mucho mucho! :)

Carlos Rodríguez Arias dijo...

Guau, increíble
Un beso

Lexy dijo...

Guau! Si es lo mismo que dice el comentario de antes pero es que me has dejado sin palabras! Guau!

Loli dijo...

A eso me refiero. No está mal pensar en el futuro.. pero si quieres que se cumpla hay que proponerslo. Aunque uno nunca sabe lo que nos puede llegar a pasar.
Muy lindo tu blog :) no habia entrado nunca (creo) Besote!

Eugenia G. dijo...

Yo supe que estaba Revólver gracias a mi madre, que se entera de cómo: no preguntes por quién o dónde, pero siempre termina enterándose de quién viene y cuándo. Yo nunca. Así que mi salvación es ella.

En cuanto al texto, cabe decir que amar siempre duele. Sea por razones naturales, físicas o, como en el caso de la chica del texto, mentales. Se ve que Isaac es un hombre bueno y fuerte y tú una escritora que te cagas, sobre todo lo segundo. Ver la palabra sanatorio ahí sin más es como... "WOW". Impactante. Tus textos enganchan, joder.

-Big.Small.Big.Small- dijo...

Echaba de menos pasar por aquí ha sido bueno bueno el texto, estas ms seria eh? eso es qu ete estas haciendo mayor o algo :D

Te echo de menos a ti tmb..

Rafael Garcia dijo...

Me ha encantado esta entrada, siempre vale la pena visitar tu blog. Me encanta y siempre me gustaran tus entradas. Pasate por el mio si quieres, he escrito un relato, esperando que te guste. Te mando un beso enorme! http://rafael1garcia.blogspot.com/

Rafael Garcia dijo...

Muchisimas gracias, de verdad. Aprecio mucho tus palabras. Siempre intento que mis relatos tengan musicalidad, como los poemas :D Gracias de nuevo, en serio! Un besazo