#

viernes


De algún modo, nos destruimos mediante nuestras palabras, pero al mismo tiempo buscamos esas palabras para poder estar bien. No soportamos la distancia, pese a estar lo más alejados posibles y no nos soportarnos mutuamente. Buscamos cualquier escusa para echarnos algo a la cara, para discutir y hacernos daño, muchísimo daño. Nos vamos enfadados y volvemos al rato pidiendo perdón y un abrazo, para mostrarnos como cactus que solo han agachado sus espinas unos segundos. Nunca me había imaginado en esta situación. Siempre había escuchado cosas sobre las relaciones imposibles, esas relaciones que terminan destruyendo a alguien

y siempre había pensado que era algo que yo nunca sufriría.  Y ahora, sin saber cómo, me veo inmersa en una de ellas. No puedo contigo, no soporto tus bravuconadas, no aguanto tu bordería, el modo chulesco que tienes de dirigirte a mí, no soporto verte con nadie, y no soporto verte solo. Y no puedo alejarme de ti, no puedo quedarme sin tus escasas sonrisas, no consigo irme sin volver a los dos minutos a tu lado, a destruirme poco a poco.  


Porque esto es un verdadero ni contigo ni sin ti.

6 comentarios:

Amor se escribe sin hache dijo...

Y yo te digo, que no merece la pena, no tienes más que mirarme.

Lexy dijo...

Y que bien llo has expresado, aix ni contigo ni sin ti, yo también pase por algo asi.
Bonito blog, gracias por pasarte y te sigo :)

un beso!

Miqui Brightside dijo...

Bonito blog
:)

lena dijo...

Gracias por pasarte por mi blog. Me quuedo en el tuyo,si me permites.
Me ha fascinado tu presentación: "bipolarismo invade mi vida...". Soy tan bipolar como tú.
Besazos azules de tu nueva seguidora.
Lena

Sophie Scoop dijo...

Me gusta mucho el texto. En cierta forma, yo también me siento algo identificada con Fa en estos momentos.
Te sigo :)

Perezoso dijo...

Y no saber a quién hacer caso si a la cabeza o al corazón.

Buen fin de semana!
Un besito!