#

lunes

El circo esconde nuestros secretos.

Somos sombras en un circo de sonrisas. No puedo ser el payaso que ilumine tus ojos con una nariz roja y unos zapatos enormes, mientras hago mi oficio de sonrisas. Soy el mimo que se queda en silencio, esperando un movimiento para poder actuar en lo que se me da mejor, el silencio. Y tú, sin embargo, eres como ese trapecista intrépido al que siempre hay que prestar atención, para que cumpla bien su función y no caiga al suelo junto con sus sentimientos y esperanzas. Y lo haces bien, te mantienes arriba guardando el equilibrio mientras los huracanes arrasan con la carpa de nuestro circo, mientras yo me refugio -otra vez- en el silencio y en la máscara desconocida de no saber que hacer. Porque en realidad, la única sombra soy yo.

Odio estos momentos en los que decepciono a la gente 
que más me importa y que menos me merece.

Te amo, mejor amigo, mucho más de lo que nunca pude imaginar
y no te merezco, no soy ni de lejos la colega que te hace falta
porque no puedo darte hechos
y las palabras siempre me faltan cuando las necesitas
Sin embargo, no por eso debes sentirte menos importante, 
ya que daría millones para poder estar aí cuando hace falta, 
estar, abrazarte, y sonsacarte una sonrisa.

2 comentarios:

plinnn... dijo...

:) la mía ya la tienes :)) jo me has hecho llorar!! :) yo en la foto veo dos sombras, preciosas :)) un muássss :)))

Personita dijo...

Me encantó este texto. Es súper bonito.

Un beso, te sigo.